Peligra el ‘postureo’ startup

¿Dónde quedó el “¿Nos vemos después del curro? Vale, nos vamos dónde Paco y nos tomamos una caña.”? Ahora somos más guay y decimos: “¿Un afterwork? Vale, vamos al gincorner.” No se si es bueno o malo, pero esto me huele a que nos hemos convertido en unos flipating… o lo que viene siendo lo mismo, unos gafapastas con conocimientos de inglés.

La sociedad ha cambiado tan rápido, que ahora ya no queremos ser funcionarios, sino que queremos montar una empresa, y más que eso; queremos fundar una startup… y ¡aún más! Queremos ser su CEO o Founder. ¡Toma ya! ¿Dónde quedó eso de querer ser director de una empresa?

Siguiendo la línea ácida de este blog, y sin ánimo de ofender a nadie os informo de una noticia de la cúal no se habla: hay una ciberburbuja apunto de estallar. Las redes sociales se han librado de momento… ¿o no? Twitter ¿cómo estás? ¿te compran?

Si fomentamos la creación de empresas y parece que la aceptación social del pequeño empresario digital, ¿por qué la Administración no está preparada para ello? ¿Por qué la cuota para emprendedores y autónomos sigue siendo la más elevada de Europa? En pleno conflicto catalán, bien viene recordar una frase: “La pela es la pela”. ¡Ahí lo dejo! ¡Sin anestesia!

¿No ganaría mucho más el Estado recaudando según los ingresos y sin imponer ningún tipo de cuota? ¿No sería mejor no tener tanta aceleradora de empresas, criaderos digitales y burbujas de digicoach que no han trabajado en su día más que en escuelas de negocios, y dedicarse a la financiación y a dar oportunidades?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *