Música española para emprendedores (Volumen II)

Después del éxito obtenido con el Volumen I y habiendo visto que el mismísimo Jorge Marzu retuiteó su inclusión en la lista (a quien felicitamos de paso por la canción suya en el nuevo disco de Raphael) nos vemos obligados a lanzar el Volumen II ¿Por qué? Básicamente para que Spotify deje de estar liderado por el “pachangeo” y el “perreo” que no hace otra cosa que incitar a ligar en los espacios de coworking, y tenga música de calidad para trabajar y motivarse.

Es por ello que nuestras tres siguientes propuestas son:

4. Para momentos que sabes que tu pareja está hartita del proyecto: César Pop.  Sí señores. Un disco que parece pasar desapercibido para el gran público, pero que incluye temazos como “Ten paciencia conmigo” .

César PopOjalá pueda hacerte reír como nadie Y mucho más que ninguno Que me veas valiente cuando me acobarde Y que nunca descubras el truco Porque el mundo es así, y vengo herido Ten paciencia conmigo, Ten paciencia conmigo. Ojalá no te duelan según que canciones Y no te falten amigos Para cuando no rime con nada tu nombre Para cuando algún torpe te saque de quicio Pero el mundo es así, y estoy herido Ten paciencia conmigo, Ten paciencia conmigo. Si te aburres de mi, si no es lo mismo, Ten paciencia conmigo

5.  Para los momentos prácticos: un artista que ha conseguido una crítica de 9 sobre 10 según El País con su último disco “La Fe remota”. Leonés, emprendedor y se rodea de los mejores. Atención a la letra de una de sus canciones:

Fabián…porque todo lo que crece en mi interior son principios y finales Yo soy mucho más feliz fingiendo que las páginas se escriben solas Soy el viento y la raíz al mismo tiempo Yo soy mucho más feliz perdiendo esas batallas tan estúpidas que son herida y cicatriz… al mismo tiempo“.

6. Para los subidones inesperados: Izal. En su primer año de vida, antes de su explosión ofrecieron más de 60 conciertos. Mucha carretera les ha dado la fama. Canciones como esta tienen la culpa. Ojo a la mala leche final:

IzalSigo oyendo hablar de magia y efectos especiales,  sigo viendo en la distancia fuegos artificiales, explotando… Sigo odiando las historias de mariposas caníbales que envuelven bajo la piel y llenan el aire… Sigo esperando a que tu me digas que me marche, sigo arruinando el momento llegando siempre tarde a tu encuentro… Sigo rehuyendo las obras que encuentro en la calle. Y empieza el baile, sigo de traje y corbata. Todos a la mesa, todos menos tú. Todos a la pista, todos menos tú. Todos a la foto, todos menos tú. Todos están locos, todos menos tú. Todos masticando, todos menos tú.  Todos girando, todos menos tú. Todos de piedra, todos menos tú. Todos a la mierda, sobre todo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *